Abogados Guerra | Deudas Ley de segunda oportunidad Tenerife Canarias Madrid Hacienda Seguridad Social
Deudas Ley de segunda oportunidad Tenerife Canarias Madrid Hacienda Seguridad Social
Deudas Ley de segunda oportunidad Tenerife Canarias Madrid Hacienda Seguridad Social
16220
post-template-default,single,single-post,postid-16220,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
 

Ley de Segunda Oportunidad

Ley de Segunda Oportunidad

La Ley de la Segunda Oportunidad, recientemente reformada en el 2022, tiene como objetivo ayudar a particulares y autónomos salirse de situaciones de insolvencia, renegociando sus deudas o incluso  pudiendo llegar a cancelarlas total o parcialmente. Con lo cual, siempre que se cumplan con los requisitos, se puede incluso llegar a cancelar el 100% de tus deudas, dependiendo del caso en concreto.

Es decir, tal y como se dice en el Real Decreto-ley 25/2015, pesa a que una persona tenga un fracaso económico empresarial o personal, se pretende que un sujeto pueda encarrilar nuevamente su vida e incluso de arriesgar a nuevas iniciativas, sin tener que arrastrar indefinidamente una losa de deuda que nunca podrá satisfacer.

¿Puedo acogerme a la Ley de Segunda Oportunidad?

Para poder acogerse a esta ley, es necesario cumplir con determinados requisitos, requisitos que fueron modificados en la última reforma del 2022. A continuación detallamos esos requisitos:

  1. Hay que ser un persona física residente en España, es decir tanto particulares como empresarios. También te puedes acoger a este recurso legal en caso de que tenga su centro de intereses principales (patrimonio, bienes, negocios, deuda, etc.) localizado en España.
  • Es necesario tener deudas con al menos dos acreedores, pudiendo ser acreedores privados, entidades financieras, hacienda o la seguridad social, entre otros muchos.
  • Que el deudor sea insolvente y demuestre que no tiene patrimonio suficiente para hacer frente sus deudas. Hay que tener en cuenta que no es suficiente estar en una situación de sobre-endeudamiento que se podría solventar con la venta de patrimonio del deudor.
  • Que sea un deudor de buena fe, es decir, no podemos estar ante un concurso culpable. Para ser considerado un deudor de buena fe, es necesario cumplir con las siguientes dos condiciones:
  1. Hay que solicitar solicitar la Ley de Segunda Oportunidad dentro del plazo de dos meses desde que se hubiera conocido o debido conocer el estado de insolvencia actual, después del cual el deudor se considerará un deudor de mala fe, y por tanto estar ante un concurso de acreedores culpable. Dicho es, el juez podrá atender a las circunstancias en que se hubiera producido el retraso, admitiendo la solicitud a pesar de las dilaciones.
  • No tener sentencias condenatorias por delitos como contra el orden socioeconómico (ej. ocultación de bienes, corrupción de negocios, etc.) Sin embargo, de acuerdo con la reciente sentencia del Tribunal Supremo de principios de este año 2023, un delito leve contra el patrimonio no puede suponer la negación automática al deudor de ofrecerle una segunda oportunidad. Es decir, si tienes una condena por un delito contra el orden socioeconómico, se tendrá que atenerse a la conducta condenada y si guarda relación con la actividad económica que hubiera desembocado en la insolvencia, valorándose en cada caso particular.
  • No haber solicitado una exoneración en los últimos cinco años y, para el caso de que se obtenga una exoneración por medio de un plan de pagos pactado, el plazo es de dos años.

¿Cómo funciona la Ley de Segunda Oportunidad y el procedimiento?

Se inicia este proceso ante el Juzgado Mercantil del domicilio del deudor mediante la presentación de un escrito que debe de incluir los datos identificativos del deudor, los datos de sus bienes y activos y una relación de los acreedores, incluyendo la deuda que se les debe y toda la información relacionada.

Hay que tener en cuenta que la solicitud tiene que recopilar de forma exhaustiva todos los datos indicados, incluyendo si el deudor está casado o no, régimen aplicable, pareja de hecho, número de hijos, etc. Con lo cual, la solicitud varía según cada caso, siendo necesario estudiar el caso en detalle antes de preparar cualquier solicitud de acogimiento a la Ley de Segunda Oportunidad.

Una vez presentada la solicitud ante el juzgado Mercantil los intereses monetarios generados por la deuda y cualquier embargo quedarán suspendidos.

El deudor podrá escoger entre dos modalidades a la hora de acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad:

  1. La cancelación total de deudas con la liquidación de su patrimonio: Esta modalidad permite que el deudor cancele el 100% de sus deudas, siendo necesario que liquide la totalidad de su patrimonio (inmuebles, vehículos, etc.). Es decir, tiene que invertir la totalidad de su patrimonio para el pago de la deuda y la cuantía restante de la deuda quedará cancelada al 100%. Ten en cuenta que has ciertas deudas que no se pueden cancelar totalmente:
  1. Las pensiones de alimentos no pueden ser canceladas, siendo deudas que se tendrán que pagar en su totalidad.
    1. Las deudas con Hacienda o Seguridad Social sólo serán cancelables hasta un máximo de 10,000 euros cada uno. Es decir, se podrá cancelar, como mucho 10,000 euros de deuda ante Hacienda y otros 10,000 euros frente a la Seguridad Social. Con lo cual, cualquier deuda con Hacienda o la Seguridad Social superior a 10,000 será sometido a un plan de pago, no pudiendo ser cancelado en su totalidad.
  • La cancelación parcial de las deudas mediante un plan de pagos: mediante esta modalidad no se procede a cancelar la totalidad de las deudas, sino que, tras determinar los medios económicos del deudor, el juez determinará el porcentaje de deudas que el deudor puede asumir, cancelando el resto de la deuda que no sea asumible. De esta forma, el deudor no tiene que liquidar todo su patrimonio, y el juez establecerá un plan de pagos para el deudor que durará entre 3 a 5 años, ajustándose a la capacidad económica del mismo. Volvemos a insistir que hay deudas no canjeables (pensión de alimentos, etc.) y, por tanto, estas deudas serán incluidas dentro del plan de pago acordado por el juez.

Tras la cancelación de los créditos, sea total o parcial, los acreedores cuyos créditos se extingan no podrán ejercer ningún tipo de acción frente al deudor por su cobro, salvo la de solicitar la revocación de la exoneración.

Finalmente, la duración de este procedimiento será de un máximo de 18 meses para los casos más complejos  y dependiendo de la carga del trabajo del juzgado competente.  Dicho eso, mientras dure el procedimiento el deudor no podrá ser embargado y sus deudas no generarán más intereses, otorgando al deudor un especie de tregua hasta que se finalice el procedimiento.

Si tienes dudas sobre si te puedes acoger a la Ley de Segunda Oportunidad o quieres apoyo legal para poder presentar la solicitud, no dudes en contactarnos.

Claudia South

No Comments

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies